40 Vueltas al Sol, relatos y mucho amor.

Poco se escribe sobre el amor a partir de los 40 años. Como ávida lectora y escritora, la mayoría de los protagonistas de novela romántica tienen una edad comprendida entre los veinte y treinta años, pero ¿qué sucede después de los treinta? ¿Hay historias de amor para los que superan esta edad sin tener pareja?

Parece que Cupido tiene una evidente falta de puntería conforme avanza la edad, pero nada más lejos de la realidad, esto es lo que hemos querido demostrar trece autoras y yo en la Antología benéfica 40 Vueltas al Sol. Relatos y mucho amor.

Este año he cumplido 40 años. Cuarenta vueltas al Sol en las que he podido disfrutar de la vida, no todo han sido buenos momentos, pero he aprendido a disfrutar de la vida en todo momento, en las horas bajas y en las altas.

Para la mayoría de las personas, cumplir cuarenta años implica un cambio de vida, de mentalidad, etc. Es un momento en el que algunas personas se sienten demasiado mayores y que se están acercando a un acantilado donde se refleja el final de su vida y les hace replantearse hasta las cuestiones más básicas.

En mi caso no ha sido así. Los cumpleaños siempre han sido una fecha muy especial para mí, de manera que este no podía ser menos. Quería celebrar mi cumpleaños de una manera especial, quería hacer algo que me apasionase y recordase siempre y qué mejor manera que escribir. Quería dar voz a todas esas mujeres que habían encontrado el amor después de los cuarenta; que habían sabido contarle al mundo entero, fuesen de la época que fuesen, que el amor llega cuando menos te lo esperas y solo hay que disfrutarlo.

El año pasado me trajo muchas alegrías, la más grande, mi cuarto hijo, pero también ha sido un año duro en muchos aspectos. Este año lo terminé despidiendo el 2021 con ganas de verlo alejarse a toda velocidad y con el deseo de que 2022 fuese mejor. Siempre he pensado que cuando quieres que suceda algo, a parte de desearlo, hay que poner todos los medios que estén a tu alcance para conseguirlo, de manera que eso es lo que hice.

La idea de este proyecto surgió cuando, hablando con una amiga, me di cuenta de que conocíamos a muchas personas cercanas a los cuarenta que no tenían pareja por diferentes motivos o circunstancias. Hace algunos siglos, las mujeres que habían cumplido poco más de veinte años y no habían sido desposadas, se consideraban solteronas que debían sufrir las penurias que implicaba estar soltera. Hasta hace no mucho, si no te casabas y tenías hijos a una edad relativamente temprana, se te iba a pasar el arroz… Por suerte, algunos de estos prejuicios y pensamientos han quedado atrás en el pasado, pero otros siguen leyéndose entre líneas en el día a día de muchas mujeres.

Hablé con varias amigas, todas ellas escritoras de novela romántica, y les propuse escribir una antología de relatos románticos que tuviese como temática “el amor a partir de los 40”. No dudaron ni un instante, y nos lanzamos a escribir.

Quería que los beneficios fuesen destinados a una causa en concreto, la lucha contra el cáncer. Mi padre tiene cáncer desde hace 42 años y mi madre, desde el pasado agosto. Como adultos, gestionar y enfrentarnos a este tipo de enfermedades nos resulta complicado, de manera que para un niño y su familia, debe de ser todo un mundo, por eso decidimos donar todos los beneficios de la venta de la antología a la Fundación Aladina que centra todas las energías de su proyecto en trabajar y apoyar a los niños con cáncer y sus familias.

Algunas personas me han preguntado cómo ha sido la experiencia de trabajo y solo puedo decir que ha sido perfecta. Cuando digo que es perfecta no es por quedar bien, no soy de esas personas que disfrazan la realidad; lo digo porque ha sido una experiencia increíble, un trabajo de equipo, arduo y muy estimulante, ya que hemos puesto los conocimientos y capacidades de cada una al servicio de las demás y del proyecto, corrigiendo, maquetando y diseñando la portada nosotras mismas. Además de ser unas increíbles profesionales de la escritura, entre mis compañeras hay periodistas, correctoras ortográficas, diseñadoras… y juntas hemos creado una antología realmente entrañable.

Mónica Gallart ha diseñado la preciosa portada, Maira Varea maquetó la versión digital y en papel y corrigieron los relatos Marian Viladrich y Calista Sweet.

Las autoras que participaron en la antología son: Calista Sweet, Marian Viladrich, Marta Luján, Mía Martín, Natalia Sánchez, Estela Sánchez, Mónica Gallart, Carmen R. Dona, Maira Varea, Kelly Eirinne, María Latorre, Andrea Nusán, Anne Arrieta y yo. 

Contamos también con un padrino excepcional que nos regaló un precioso prólogo, José de la Rosa. Escritor y mentor de novela romántica, entre otras muchas cosas. 

Normalmente, no es fácil trabajar tantas personas juntas, pero debo de decir que el ambiente de trabajo ha sido inmejorable y nos ha permitido crear lazos de amistad entre nosotras. Me siento muy agradecida por mis compañeras y por haber podido llevar a cabo este proyecto.

La antología «40 Vueltas al sol, relatos y mucho amor» ya es una realidad. Te invito a conocer nuevas autoras y enamorarte de sus historias. Gracias por tu solidaridad.

Diseño web: Albin Soft.

templates

2022-05-25 19:45:36 (string) /var/www/olivianess.com/wp-content/themes/arrakis/single.php (string) single (array) Array
(
    [0] => single-post-40-vueltas-al-sol-relatos-y-mucho-amor.php
    [1] => single-post.php
    [2] => single.php
) 
2022-05-25 19:45:36 (string) post (string) pt_post_tpl_single (string) classic 
2022-05-25 19:45:36 single template Classic
2022-05-25 19:45:36 locate_template /var/www/olivianess.com/wp-content/themes/arrakis-child/templates/single/classic.php