Entrevista a Érika Gaël

Érika Gael nació en Oviedo en 1985, aunque en la actualidad reside en Santa Cruz de Tenerife. Tras aparcar su sueño de dedicarse al teatro, estudió Psicología convencida de que quería consagrar a la ciencia el resto de su vida, pero el mundo del arte no la dejó en paz mucho tiempo. Pronto se dio cuenta de que el amor por la literatura era la única constante que había estado ahí desde el principio, y que seguiría estando siempre.

Con veinticuatro años, publicó su primera novela, Faery, nominada a dos premios DAMA. A esta siguieron Noche de Mardi Gras, Noche de tentación (ambas ganadoras de sendos premios RNR), Bitácora de nuestra luna de miel, Hielo y No hay nada después del final. También es autora de Alfileres en el corazón, de la antología solidaria Los muchachos y de otros relatos publicados en revistas digitales.

En 2014 comenzó a impartir formación literaria y a trabajar como mentora de escritores y como correctora a través de la plataforma comoserescritor.com; el escaso tiempo libre que le deja esta labor lo invierte en seguir soñando, creando y tecleando sus propias historias.

Tu libro de cabecera es… 

«Esta historia», de Alessandro Baricco. Más allá de su calidad literaria, que es indiscutible, cada vez que lo releo (es el único que nunca me canso de releer) me remueve muchas emociones y recuerdos a nivel personal. Por eso, siempre ocupará un lugar prioritario en mi ranking.

Question mark?

¿Qué libro es el último que has leído? 

«Americanah», de Chimamanda Ngozi Adichie (deletrear el nombre de la autora es un desafío, jaja). Ya había tenido ocasión de leer a esta escritora, pero sin duda este libro es el que más he disfrutado de los suyos. Lo conocí gracias a una recomendación fortuita de mi médica de cabecera (una historia muy larga…) y me alegro muchísimo de haberle hecho caso. 

Un libro o autor que no podemos dejar de leer es…

Pues mira, como precisamente hace poco hablé de él en mi cuenta de Instagram, e instaba a todo el mundo a leerlo sí o sí, lo menciono también aquí: «Tengo un nombre», de Chanel Miller. Por todo lo que representa y por la radiografía que hace del tema del que habla (la violación y el juicio posterior, no solo en los tribunales, sino también fuera de ellos). Me parece imprescindible en la sociedad de hoy en día.

¿Qué género literario te atrae más como escritora? ¿Y como lectora?  

Como lectora, curiosamente, siento que cada vez me atraen más los géneros de no ficción: ensayo, literatura de viajes, biografías… Supongo que todas tenemos rachas en las que nos apetece «descansar» de cierto tipo de lecturas y sumergirnos en otras, ya sea porque están más en sintonía con nuestro momento vital, por fatiga mental o simplemente porque nos apetece probar cosas nuevas. Yo estoy ahora en una etapa de esas.

Como escritora… en fin, como tú bien sabes, soy un culo de mal asiento, y aunque en mis primeras obras estaba más acotada a la novela romántica, desde hace un tiempo siento que lo que de verdad me motiva es explorar horizontes nuevos sin acomodarme demasiado en ninguno. Mi eterna cuenta pendiente es con la novela histórica, que disfruto mucho como lectora, pero que siempre se me atraganta un poco cuando intento escribirla yo. Y ni por esas dejo de intentarlo, jeje.

¿De dónde surge la idea de publicar “Los muchachos”?  

Cuando el volcán de La Palma entró en erupción, supongo que a todos se nos paralizó un poquito el corazón y nos sentimos impotentes y vulnerables. Para los que vivimos en Canarias, además, esa sensación se multiplicó exponencialmente, ya que podría haber ocurrido en cualquier isla, en cualquier pueblo. Rápidamente surgieron iniciativas de ayuda para los habitantes de La Palma, todo el mundo trató de aportar su granito de arena, y yo sabía que debía hacer algo, lo que estuviera en mi mano. Puesto que soy escritora, la solución fue lógica: donar los beneficios de alguna de mis obras a los afectados por la erupción. Y así fue como «Los muchachos», dos relatos que tenía guardados en el cajón desde hacía tiempo, por unas cosas o por otras, finalmente vieron la luz, y con el mejor fin posible: ayudar.

¿Dónde se ambienta?

Se trata de dos relatos estructurados de una manera similar, de modo que ambos sirvan como retrato de diferentes periodos históricos y distintas generaciones. El primero, «La muchacha del Marais», está ambientado en París, mientras que el segundo, «El muchacho del Meridiano», transcurre en la isla de El Hierro.

¿Puedes contarnos alguna curiosidad o anécdota sobre el proceso de escritura?  

Creo que esto no lo he contado nunca: los dos relatos fueron, en su origen, regalos para mi marido. «La muchacha del Marais» se lo escribí como regalo de cumpleaños hace ya muchos años, cuando todavía éramos novios. Y «El muchacho del Meridiano» fue mi regalo de aniversario en 2020, ese año en el que todos tuvimos que reinventar la forma de celebrar las ocasiones especiales.

Si tuvieses que quedarte solo con un personaje de tus novelas, ¿cuál sería?

Uf, ¡qué pregunta tan difícil! Al igual que me pasa con las propias novelas, siempre tengo la impresión de que el mejor personaje aún está por venir. No obstante, de entre todos los que he creado (y publicado) hasta ahora, creo que del que más orgullosa me siento es de Kolya, el protagonista masculino de «Hielo».

¿Cómo surge la idea de crear el podcast “Pan de lata”? 

Prácticamente desde que me mudé a Canarias llevo repitiendo la cantinela de que de estas islas se proyecta una imagen muy sesgada: la de la playa paradisíaca, la tumbona y las palmeras, y que en realidad hay mucho más. Pese a recibir miles de visitantes al año, la verdadera esencia de las islas es aún desconocida para la mayoría de la población. Yo llevo diez años viviendo en Tenerife y es raro el día en que no aprendo algo nuevo sobre su historia, sus costumbres o la forma de hablar de los canarios. Y necesitaba poder recopilar todo eso, ordenarlo para mí misma y compartirlo con el mundo; era una especie de deuda moral para con el archipiélago. Al principio me planteé abrir un blog, pero creo que en pleno 2022 un podcast puede ser no solo más efectivo, sino también más divertido.

¿Qué vamos a poder encontrar en “Pan de lata”?

Un montón de idas de pinza de cosecha propia, pero también unos cuantos datos interesantes sobre la vida en las islas, vista desde la perspectiva de alguien de fuera, y que, me atrevo a apostar, van a resultar sorprendentes.

¿Qué tiene de especial vivir en una isla? 

Pues bastante más de lo que podría parecer, tanto en lo bueno como en lo malo. Por un lado, todo lo que tiene ver con la «logística» es evidente: no puedes coger el coche y marcharte a donde te apetezca cuando te apetezca; desplazarte a cualquier sitio fuera de la isla siempre implica dinero, organización y tiempo. Por supuesto, también hay que tener en cuenta los envíos postales (las compras online prácticamente son una utopía aquí), el encarecimiento de ciertos productos y que, incluso en la época de globalización que nos ha tocado vivir, los isleños viven aislados para muchas cuestiones básicas. Pero también hay que tener en cuenta el aspecto emocional: la mentalidad de la gente es muy distinta, y su bagaje cultural también. Aquí, todo cobra un sentido nuevo, desde las distancias hasta la comida. La gente vive de otra manera, y eso, a los que somos de fuera, nos enseña a relativizar, a tomarnos las cosas de otra forma, a ser más tolerantes y a matar la prisa.

¿Tienes algún proyecto nuevo entre manos?

Entre manos tengo EL proyecto, jaja. Una novela que se lleva cocinando desde 2012, y que ya he dejado y retomado por lo menos en tres ocasiones. A veces siento que esa historia y yo llevamos tanto tiempo juntas y nos hemos metamorfoseado tanto las dos con el paso de los años que su destino es no ver nunca la luz; sin embargo, tampoco podré dormir tranquila hasta que no me haya sacado esa espinita. Ahora mismo estoy poniéndole todas mis ganas, por lo que espero que esta vez sea la definitiva y que pronto pueda estar terminada y sea la novela que siempre he soñado crear.

Diseño web: Albin Soft.

templates

2022-10-05 14:37:23 (string) /var/www/olivianess.com/wp-content/themes/arrakis/single.php (string) single (array) Array
(
    [0] => single-post-entrevista-a-erika-gael.php
    [1] => single-post.php
    [2] => single.php
) 
2022-10-05 14:37:23 (string) post (string) pt_post_tpl_single (string) classic 
2022-10-05 14:37:23 single template Classic
2022-10-05 14:37:23 locate_template /var/www/olivianess.com/wp-content/themes/arrakis-child/templates/single/classic.php