Entrevista a Maira Varea

Maira Varea es una lectora voraz, relectora compulsiva, fantaseadora irredimible y escritora desde mucho antes de saber que lo era.

Su vida está ligada a las letras desde que descubrió que escondían historias infinitas. Luego se volvió adicta al olor a libro y, a día de hoy, sigue enganchada sin remedio y para siempre.

Estudió Filología Hispánica, y desde 2008 se dedica, como profesora de secundaria, a intentar transmitir el amor por las palabras y a descubrir el poder de los libros a hordas de adolescentes insumisos y rebeldes.

Y a ratos, con nocturnidad y alevosía, arañando minutos a la vida, escribe sus propias novelas, para vivir mil vidas y vaciarse el alma.

1. Tu libro de cabecera es…

Es difícil elegir solo uno, pero si he de limitarme a la novela romántica, me quedaría con Sueño contigo, de Lisa Kleypas.

2. ¿Qué libro es el último que has leído?

El profesor de francés, de Laura Kinsale, otra de mis autoras favoritas

3. Un libro o un autor que no podemos dejar de leer es…

Es muy difícil elegir solo un libro… Uno que he leído recientemente y que me fascinó es La delicadeza, de David Foenkinos. Otro que he releído como tres veces, porque me parece increíble, es Hielo, de Érika Gael. Como autora, y ya que yo escribo romántica, recomendaría a Lisa Kleypas, sin duda.

4. ¿De dónde surge la idea de escribir El último rayo de luz?

¡Buf! En realidad es la unión de diferentes ideas que, un día, acabaron confluyendo gracias a un chispazo repentino. Lo que tenía claro desde el principio era que quería escribir una novela romántica histórica ambientada en Mallorca, y que quería que la protagonista destacara por tener una profesión poco habitual en la época para una mujer. Estuve leyendo mucho sobre la figura de George Sand y su relación con la isla, por lo que mi primera idea fue que fuera escritora. Pero, mientras buscaba descripciones de la isla por escritores que la hubieran visitado, me topé con una obra de Rubén Darío titulada La isla de oro, así que avancé en el tiempo y me encontré con el papel que tuvieron el Modernismo y el art nouveau en Mallorca, así como algunos pintores impresionistas catalanes o Joaquín Sorolla. De esa manera, la protagonista pasó a ser arquitecta, y la luz, el arte y la pintura se convirtieron en uno de los elementos vertebradores de la trama amorosa. A todo eso, acabé uniendo un trasfondo que toca un tema muy duro y que hacía tiempo que sentía la necesidad de tratar. Después de todo ese viaje, el resultado es una novela que toca un tema difícil y oscuro, pero la relación de los protagonistas es, por el contrario, luminosa y esperanzadora, como lo son el arte, la luz del Mediterráneo y el amor sincero.

5. ¿Cuál es tu escena preferida?

Sin duda, el primer beso entre los protagonistas. Sucede en un lugar idílico, en un momento mágico y de una forma absolutamente tierna.

6. Si tuvieses que quedarte con un solo personaje de tus novelas. ¿Cuál sería?

¡Qué difícil! Me encanta Bet, la protagonista de El último rayo de luz, porque es un personaje lleno de matices y, sobre todo, con una fuerza envidiable. Pero quizá si tuviera que elegir a uno para pasar un rato agradable, me quedaría sin duda con Samuel, el hijo del protagonista de Tu secreto bajo la lluvia, porque es divertidísimo y me hacía disfrutar con su sabiduría adolescente cada vez que aparecía en una escena y tenía que hacerlo hablar.

7. ¿Por qué leer literatura romántica?

Hay dos motivos fundamentales, a mi parecer. El primero, el viaje emocional que supone la lectura de una novela romántica, que traspasa la mera historia de amor. Es un género que se basa en los sentimientos, de todo tipo. El segundo, la mirada femenina que aporta a las historias y el papel que las mujeres, sus emociones y sus dificultades, tienen en estas, cosa que no siempre se ve con tanta claridad en otros géneros, supongo que porque quienes escriben romántica son mayoritariamente mujeres.

8. ¿Qué puedes contarnos sobre tu otro libro?

Tu secreto bajo la lluvia es una novela sobre segundas oportunidades, pero no amorosas, sino de empezar una nueva vida desde cero después de haber llegado a un túnel sin salida. Creo que sus protagonistas se alejan mucho de lo que estamos acostumbrados a leer en novela romántica. Lo más complejo fue acercar a dos personas completamente dispares, tanto por sus orígenes, como por su pasado o su forma de afrontar la vida. Pero, sobre todo, es una historia sobre la valentía y la autosuperación.

9. ¿Crees en el amor para toda la vida?

Por el momento, mi propia experiencia no me ha dado motivos para no creer en él, conocí a mi marido con dieciséis años, y espero que sigamos estando siempre igual de bien juntos, así que…

10. ¿Puedes contarnos alguna novedad sobre tu última novela?

Hay una escena que está inspirada en una situación que yo viví con mi marido y que a día de hoy todavía nos hace reír cuando la recordamos. No diré cuál es, porque se moriría de vergüenza, pero es la primera vez que utilizo una experiencia personal en una novela y me ha encantado el resultado.

11. ¿Cuánta importancia le das al proceso de documentación previo a comenzar a escribir?

En mi caso, como escribo novela histórica, es fundamental la investigación previa para aportar credibilidad y que el lector pueda sumergirse en la ficción. De hecho, a veces te ofrece soluciones a la propia trama, caminos reales por los que trazar tu historia.

12. ¿Dónde escribes? ¿Tienes un lugar concreto para trabajar o, por el contrario, te inspiras en cualquier lugar?

Tengo un escritorio precioso en un rinconcito maravilloso que prácticamente no uso nunca para escribir, porque prefiero sentarme con el portátil en el sofá al lado de mi marido. Es más incómodo, pero más calentito.

13. ¿Cómo y dónde sueles documentarte?

Internet es la fuente fundamental (me encanta mirar Google Maps para ver y conocer los lugares, es adictivo), pero también suelo ver algún documental o buscar libros. La bibliotecaria de mi pueblo debe de alucinar con las cosas tan extrañas que le pido.

14. ¿Cuál es tu momento favorito para crear?

Por la noche, cuando los niños se duermen.

15. Cuando no estás en casa y te llega la inspiración ¿tienes alguna manera concreta de registrar las ideas (en una libreta, un audio…)?

En las notas del móvil. A veces suelo hacerlo en los sitios más insospechados: la cola del súper, el parque mientras vigilo a los niños, mientras espero a que salgan del cole… Estoy segura de que en el pueblo todos deben de pensar que estoy enganchadísima al móvil, cuando lo que ocurre es que estoy enganchada a mis propias historias.

16. A parte de ser escritora ¿te dedicas a algo más o estás centrada exclusivamente en tu carrera literaria?

¡Ojalá pudiera dedicarme solo a escribir! Soy profesora de lengua y literatura en un instituto de secundaria, y eso, aunque parezca lo contrario, hace que no disponga de mucho tiempo libre en casa, porque siempre tengo alguna tarea pendiente, algo que corregir, un examen o una actividad que preparar… Este curso he trabajado a media jornada, y eso se ha notado muchísimo en mi ritmo de escritura. A veces es complicado sacar tiempo para escribir.

17. Cuando vas a comenzar a escribir ¿dejas que las ideas fluyan libremente o planificas previamente todo?

Soy escritora de mapa 100%, intento no dejar nada al azar y conocer bien el camino que voy a seguir. A veces me desvío, porque se me ocurre algo que puede quedar mejor, pero entonces paro y vuelvo a trazar el mapa, hasta que el camino vuelve a quedar despejado.

18. ¿Con qué problemas se encuentra un escritor novel a la hora de publicar su novela?

En la edición tradicional, lo difícil que puede ser llamar la atención de una editorial, pues reciben montones de manuscritos. En la autopublicación, la dificultad es la misma: destacar entre la inmensa oferta que se publica cada mes y conseguir lectores.

19. ¿Cómo surgió la oportunidad de publicar tu primer libro?

La oportunidad vino de la mano de Selecta, y lo cierto es que fue más rápido y sencillo de lo que esperaba. Les envié el manuscrito y en una semana ya me habían dado una respuesta positiva, fue alucinante; no me lo creía. Además, fue justo al principio de la pandemia, los primeros días de cuarentena, y tenía la cabeza tan ocupada con otras cosas que tardé un tiempo en pararme a pensar y ser consciente de que me estaba pasando.

20. ¿Qué género literario te atrae más como escritora? ¿Y como lectora?

Como escritora, prefiero la novela romántica, y me sorprendería mucho a mí misma si algún día se me ocurriera una historia que no lo fuera. Como lectora, no le hago ascos a nada y suelo picotear de cualquier género, pero leo sobre todo narrativa, ficción histórica y novela romántica histórica.

21. ¿Tienes algún proyecto nuevo entre manos?

Acabo de entregar el manuscrito para otra novela, que saldrá este verano si todo va bien. Es también una novela romántica histórica, titulada Tú eres tierra firme, ambientada en Formentera en el año 1862. Es una historia muy distinta a todo lo que había escrito, porque para mí ha sido un modo de escapar de la realidad y volar a un mundo en el que puedo hacer que suceda cualquier cosa. He disfrutado muchísimo escribiéndola.

22. Cuéntanos una fortaleza y una debilidad tuya a la hora de escribir.

Mi fortaleza es, sin duda, que soy muy disciplinada y aplicada; si me propongo acabar algo en un plazo (una escena, un capítulo…), suelo cumplir conmigo misma. Mi mayor debilidad es la inseguridad a la hora de crear las tramas, porque siempre estoy absolutamente convencida de que son absurdas o incoherentes. Se me suele pasar una vez que la historia está terminada, pero mientras tanto supone una continua lucha conmigo misma.

Diseño web: Albin Soft.