Entrevista a Núria Rivera

Nuria Rivera nació en Badalona (Barcelona) el 15 de enero de 1967. Está casada, reside en Barcelona y es psicóloga clínica. Divide su tiempo entre la labor terapéutica y la escritura.

Ha publicado varias novelas, en diferentes sellos de Penguin Random House, entre ellas destacan: Un conde sin corazón, El fuego del Highlander y Rosas para la señorita Langston de la serie Minstrel Valley; Un escándalo para conquistar a una dama y El riesgo de proteger a una dama, de la serie Los irresistibles Trevelyan; Bailar con un duque puede ser peligroso (libro 1 de la serie Salón Selecto) y La ruina de quedar atrapada con un marqués; todas ellas en digital con Selecta. Con Esa locura llamada amor quedó finalista en la novena edición del Premio Vergara de Novela Romántica. Las razones del corazón (Ediciones B) es su última novela.

¿Qué libro es el último que has leído?  

Uno de Nieves Hidalgo, y aún estoy con él: «Comprometer a un vizconde». Me encanta como introduce la Historia de la época en la novela.

Un libro o autor que no podemos dejar de leer es…  

Me gustan mucho las autoras españolas: Ana Álvarez tiene un estilo ágil y cercano en novela contemporánea igual que Sandra Bree a quien, además, se le da muy bien la comedia y te hace reír si se lo propone. En novela histórica:  Nieves Hidalgo, Ruth M. Lerga, Mariam Orazal, Bethany Bells Brenna Watson…, escriben muy bien, nunca decepcionan. De Brenna no me canso de recomendar su novela «La rosa de Hereford».

¿Qué género literario te atrae más como escritora? ¿Y como lectora? 

Me gustan los libros que tengan suspense y misterio, los thrillers y, claro, también las novelas románticas. Depende del momento en el que esté puedo leer una cosa u otra. Escribir… pues escribo sobre romántica, pero me gusta aderezar las tramas con intriga o suspense.

¿De dónde surge la idea de escribir LAS RAZONES DEL CORAZÓN?

Quería escribir sobre una mujer médico, de las primeras que se licenciaron en la facultad de Medicina de Barcelona, a finales del siglo XIX, y tuvieron problemas para ejercer al ser una profesión de hombres. La idea me la inspiró una amiga y al crear personajes para Esa locura llamada amor, la introduje, pero he necesitado tiempo para escribirla. No quería hacer una segunda parte de aquella novela, sino algo así como un spin off; también he necesitado que pasase algo de tiempo porque la otra novela salió justo unos días antes del confinamiento y fue una época de muchos altibajos emocionales; no podía escribir, no me concentraba. Creo que al final me ha salido una novela con entidad propia: una novela romántica aderezada con suspense y misterio y que refleja una época determinada. 

Question mark?

¿Dónde está ambientada?  

Está ambientada en el Londres victoriano y en la Barcelona modernista; entre 1893-1894.

¿Cómo es el personaje de Mariona, la doctora Losada?

María Elvira Losada, Mariona, es una mujer que desde niña sabe lo que quiere, aunque cuando lo consigue no es como lo había pensado, pero es perseverante y tiene coraje. No se queda a esperar su futuro y sale a por él. Es una mujer que defiende ideas feministas; me he tomado algunas licencias y la he empoderado, pero las ideas que defiende ya estaban en la época. En una conversación con Bernat le dice: «Lo que quiero para mí es lo que aspiro para todas: educación, autonomía frente a los hombres y libertad de pensamiento». Esa es Mariona.

¿Qué puedes contarnos de Bernat Ferrer? 

Bernat es el mejor amigo de Gonzalo, hermano de Mariona. Sobrino de un personaje destacado de la sociedad Barcelonesa, con heridas no resueltas y renuncias dolorosas y que durante un tiempo estuvo perdido con el juego y las fiestas. Su tío lo puso a trabajar de periodista y años después es un gran profesional que va detrás de la noticia, cueste lo que cueste.

¿Cuál es tu escena preferida?  

No sabría decir, reconozco que hay varias que me emocionaron mucho al escribirlas: por ejemplo, las que muestran la relación de Mariona con sus padres, o cómo trata a Inés, su amiga y cuñada, pero sin duda entre las que más me gustan están las que comparten protagonismo Mariona y Bernat con su tira y afloja.

¿Puedes contarnos alguna curiosidad o anécdota sobre la novela o el proceso de escritura?  

Suelo documentarme mucho, mucho. A veces hasta algo mínimo, como el color de una butaca. También me gusta pasear o visitar, si es posible, por lugares que describo en la historia. Por ejemplo, en esta novela hay una escena en el monumento de la Cascada de La Ciudadela de Barcelona que ideé y escribí sentada en las escaleras del monumento (no es la primera vez que hago algo así). Fue una sensación indescriptible, imaginaba a mis personajes conversando allí mismo y yo era una especie de espectadora. Claro, que quien me viera también podía pensar que se me había ido la pinza.  Fue muy emocionante.

Si tuvieses que quedarte solo con un personaje de tus novelas ¿Cuál sería? 

Ahora mismo no podría elegir a uno. Durante mucho tiempo convives con ellos y cuesta dejarlos a un lado para centrarte con otros. Así que no puedo darte un nombre, porque cada personaje me aportó algo en su momento y a ellos, a todos, les debo ser la escritora en la que me he convertido. Lo qué si puedo decirte es que me gusta describir personajes femeninos fuertes, con coraje y empoderadas y que si se caen, hay otra mujer al lado para recordarles que pueden conseguir lo que se propongan.   

¿Por qué leer literatura romántica?

¿Y por qué no?  Es un genero denostado, como de segunda categoría. La gente no reconoce leer novelas románticas, igual que dice no leer revistas del corazón o ver tal o cual programa. La gente es muy negadora y critica lo que desconoce. Parece ser que lo aceptable es leer el Best Seller de turno o sesudas novelas que no entiende nadie. Yo creo que hoy día las novelas románticas son algo más que eso, algo más que aquellas novelas rosas de antaño. Son novelas bien construidas, donde se tratan temas muy reales y actuales. Aunque hay de todo, como en botica. La gente necesita amor y, tal como está el mundo, no se me ocurre una mejor razón para evadirse de la realidad durante un rato. 

¿Tienes algún proyecto nuevo entre manos? 

Sí, tengo varios; estoy a la espera de poder concluir el que tengo entre manos, que se me está resistiendo; quizá es porque en la cabeza ya me susurra otra historia.

Diseño web: Albin Soft.

templates

2022-10-05 16:20:40 (string) /var/www/olivianess.com/wp-content/themes/arrakis/single.php (string) single (array) Array
(
    [0] => single-post-entrevista-a-nuria-rivera.php
    [1] => single-post.php
    [2] => single.php
) 
2022-10-05 16:20:40 (string) post (string) pt_post_tpl_single (string) classic 
2022-10-05 16:20:40 single template Classic
2022-10-05 16:20:40 locate_template /var/www/olivianess.com/wp-content/themes/arrakis-child/templates/single/classic.php